4° Reporte de la Misión de Observación de la Consulta Indígena en Juchitán, Oaxaca.

Cuarto Reporte de la Misión de Observación sobre el proceso de Consulta Indígena para la implementación de un proyecto eólico en Juchitán, Oaxaca.

El Estado mexicano está llevando a cabo la primer Consulta a Comunidades Indígenas de Juchitán de Zaragoza sobre la implementación de uno de los más grandes proyectos de generación de energía eólica en la región. Este proceso que comenzó hace más de ocho meses se ha caracterizado por la presencia de una serie de vicios administrativos que han enrarecido el ambiente, relativizado los principios internacionales e ignorado las garantías individuales bajo las cuales se debe desarrollar la Consulta, la cual se presume como punta de lanza según la última Reforma Energética.

En los tres reportes anteriores, las organizaciones de la sociedad civil que conforman la Misión de Observación hemos documentado serias violaciones a los derechos humanos, omisiones administrativas e indiferencia a los requerimientos de información e interlocución de diferentes miembros de la comunidad zapoteca de Juchitán.

No obstante, el Comité Técnico ha decidido avanzar con las siguientes fases de esta Consulta. El mismo día que cerró la Fase Informativa, aún reconociendo ausencia de información, se convocó a la Fase Deliberativa durante el periodo electoral (7 de junio) y la época de festividades regionales (velas). Al mismo tiempo se indicó la forma de participación, la cual se desarrollaría al interior de cada sector, el cual haría llegar al Comité el resultado de sus deliberaciones para presentarse a “cerrar” esta última Fase el día 30 de junio.

Para esta última reunión de la Consulta, la dinámica era incierta debido a que, según fuentes periodísticas, el proceso electoral fue altamente contencioso, ya que se registraron más del 30% de casillas quemadas en la parte poniente de la ciudad de Juchitán. En respuesta a la movilización magisterial durante esta jornada, las autoridades estatales y federales solicitaron efectivos militares para garantizar la elección. Sin duda estos incidentes, además de la “desaparición” de algunas casillas y los enfrentamientos entre fuerzas castrenses, magisterio y miembros de la comunidad dejaron un contexto de tensión y desconfianza de los juchitecos con las autoridades.

De igual forma era sabido que para esta nueva Fase ya no se contaría con la presencia de las dos organizaciones sociales con mayor oposición al proyecto de energía eólica. El motivo de estas ausencias es la inconformidad explícita sobre la decisión arbitraria de cerrar la Fase Informativa y avanzar con el proceso a pesar de una cantidad de peticiones de información solicitadas al Comité Técnico.

Este reporte sistematiza las observaciones realizadas entre el 21 de abril y el 30 de junio de 2015, periodo que concentra la Fase Deliberativa y su “cierre” en la última reunión de la Consulta.

Reiteramos la importancia y compromiso que asumimos sobre nuestra participación como sociedad civil en este tipo de ejercicios donde debe prevalecer el interés y beneficio comunitario mediante canales democráticos de participación social que sean respetuosos y garantes de los derechos universales.

FIRMADO:
Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec A. C. (CDH-TEPEYAC).

Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER).

Descargar reporte: CUARTO REPORTE DE LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN DE LA CONSULTA A COMUNIDADES INDÍGENAS DE JUCHITÁN – 6 JULIO 2015.

EL CDH-TEPEYAC CONDENA AGRESIÓN A RELIGIOSAS DE PALOMARES, OAX.

                                                                                           Tehuantepec, Oax., 02 de Julio del 2015.

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

El Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec, A. C. ante los hechos reprobables en contra de las Misioneras Apostólicas en su domicilio anexo a la iglesia de San Isidro ubicada en la población de Palomares, Oax., la noche del 29 de Junio pasado; manifestamos nuestra profunda indignación y rechazo a este tipo de agresiones en contra de cualquier persona, en esta ocasión perpetrado en agravio de tres mujeres dedicadas totalmente a la búsqueda del bien común en las poblaciones donde trabajan.

Hacemos un llamado respetuoso y enérgico a las Autoridades locales y estatales a garantizar la paz y tranquilidad de todo ciudadano y ciudadana expuestos a este tipo de atraco y vejaciones.

El año pasado ocurrió un hecho similar en contra de la persona del párroco del mismo lugar: Pbro. Victorino, quien con lujo de violencia fue sorprendido en su propio domicilio, golpeado, atado y se le sustrajeron todo lo de valor que encontraron los delincuentes; en esta ocasión sucede exactamente lo mismo en el domicilio de las hermanas misioneras.

Tanto por el servicio que prestan como por la edad que ostentan (las tres hermanas son mayores de edad) merecen todo el respeto del mundo y no es justo que sufran este tipo de agresiones. No queremos que vuelva a suceder con las religiosas, no vuelva a suceder con ninguna persona y familia, expuestas a este tipo de violencia.

Esperamos que nuestras autoridades actúen de manera diligente y responsable para terminar con este tipo de agresiones que violenta la paz y la tranquilidad de los ciudadanos y ciudadanas en el Istmo de Tehuantepec.

A t e n t a m e n t e

+ Arturo Lona Reyes

Presidente