Pronunciamiento de la Articulación de los Pueblos Originarios del Istmo de Tehuantepec, en relación de la visita del grupo de trabajo de la ONU en Oaxaca.

PRONUNCIAMIENTO DE LA ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO, EN RELACIÓN CON  LA VISITA DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE EMPRESAS Y DERECHOS HUMANOS DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS.

En el marco de la visita del Grupo de Trabajo  sobre Empresas y Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a nuestro país, tiene como propósito oír las quejas sobre violaciones a los Derechos Humanos cometidas por las empresas. Así como también el incumplimiento por parte del gobierno federal, estatal y gobiernos locales de las leyes y convenios internacionales referidos a los Derechos Humanos.

Esta visita se da en una coyuntura en la que el régimen político mexicano construye un armazón jurídico que acrecienta el despojo y la explotación de los bienes naturales de las comunidades con el fin de favorecer exclusivamente a los grandes poderes económicos, y sostiene a duras penas su vulnerada capacidad de gobernanza mediante el uso cada vez más frecuente de la fuerza pública. Diversos sectores sociales, que incluye a los maestros, campesinos, jóvenes, comunidades, ejidos y pueblos indígenas en todo el país rechazan la imposición de todas las reformas estructurales.

El  Istmo oaxaqueño ha tenido una historia de resistencias de sus pobladores. Desde hace más de 10 años nos encontramos luchando contra los proyectos eólicos, los cuales se han impuesto en toda la región. La excepción ha sido el proyecto denominado Mareña Renovables (antes PRENEAL), que al ser rechazado por pueblos Ikoots y Binnizá en la Barra Santa Teresa, cambió de ubicación y pretende imponerse en la comunidad indígena de Juchitán bajo el nombre de Eólica del Sur. Para esto el gobierno en sus distintos niveles junto a la empresa eólica realizó una supuesta Consulta Indígena amañada y violatoria de la Constitución Federal y del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Ante la imposición del proyecto de Eólica del Sur, 1166 indígenas zapotecas pertenecientes a esta comunidad, han presentado un amparo que logró, por orden de un juez federal, una suspensión que impidió la ejecución de este proyecto durante casi un año. Sin embargo el poder político y económico de estas empresas corporativas ha puesto de rodillas al poder judicial, al cambiar de Juez que había resuelto a favor de las comunidades. La nueva autoridad recientemente levantó la orden de suspensión favoreciendo de esta manera a la empresa y violando los derechos colectivos de las comunidades.

Por eso, la presencia del Grupo de Trabajo de la ONU en Oaxaca es una ocasión para que la ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO, pueda presentar los agravios y violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen mexicano y las empresas eólicas.

A esta situación se suma la pretensión del gobierno de instalar una Zona Económica Especial en nuestra región, donde a través de su legislación están proyectando legitimar el despojo de las tierras y territorios a las comunidades indígenas. Mediante la Ley de Zonas Económicas Especiales recientemente aprobada, se establece que las empresas tengan todos los privilegios demeritando los derechos de las comunidades.

Al mismo tiempo, el Gobierno ha arrancado con la 2ª fase de desarrollo eólico, en la que bajo el discurso de continuar transitando a las energías renovables pretenden construir nuevas subestaciones y líneas de transmisión, que servirán para que nuevos parques eólicos se instalen en la región del Istmo. Esta nueva fase de desarrollo eólico servirá para triplicar la energía que ya se genera en el Istmo.

Todos estos proyectos están enlazados, por lo que es también el momento para denunciar la intención de instalar proyectos mineros a cielo abierto en diversos puntos de la región, como en Ixtepec y Zanatepec. La instalación de estas minas provocará fuertes afectaciones a toda la región del Istmo por la misma intensidad de los vientos y por la contaminación a las cuencas que compartimos, incluyendo a los ríos Los Perros, Ostuta y Espíritu Santo, que a su vez desembocan en la Laguna Superior e Inferior, que son las principales fuentes de la pesca para la región.

El sistema capitalista con su modelo neoliberal ha demostrado en la región y en el mundo su incapacidad para generar bienestar social, justicia y un desarrollo incluyente. De imponerse estos nuevos proyectos en nuestro territorio, provocarían consecuencias lamentables que se suman a las afrentas y agravios que ya constatamos: en cuanto a la conservación del territorio, el medio ambiente, la salud, la economía tradicional, la cultura, el tejido social y el sano desarrollo de los pueblos del Istmo.

Por eso, como ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO manifestamos que, sin renunciar al derecho a continuar resistiendo a través de los mecanismos que sean necesarios, haremos acto de presencia ante el Grupo de Trabajo de la ONU este 01 de septiembre en la Ciudad de Oaxaca, para que la voz de nuestros pueblos también sea escuchada.

31/Agosto/16

ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO