Informe del monitoreo de derechos humanos del éxodo centroamericano en el sureste mexicano

Informe del monitoreo de derechos humanos del éxodo centroamericano en el sureste mexicano: octubre 2018-febrero 2019.
foto Informe
El pasado 13 de octubre de 2018 salió de San Pedro Sula, Honduras, el primer grupo de la llamada “Caravana de migrantes” centroamericanos, conformado por más de 7,000 personas, desplazadas por el contexto de violencia y pobreza generalizadas en Centroamérica. Este grupo estaba integrado por miles de personas con necesidades de protección específicas, entre ellas niñas, niños, adolescentes, familias, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con discapacidades, periodistas, integrantes de la comunidad LGBTTI, víctimas de persecución, sobrevivientes de violencia sexual y de género, defensores y defensoras de derechos humanos. Posteriormente, durante octubre y noviembre, se sumaron otros grupos, complejizando las características de este gran movimiento migratorio, y con ello, los retos para atender a sus necesidades, y defender y garantizar sus derechos humanos.
Este fenómeno, también llamado “Éxodo”, demuestra que la región centroamericana se encuentra ante un nuevo paradigma migratorio. Frente a las políticas de violencia, exclusión y despojo vigentes en los países de origen, las personas salieron de la “clandestinidad” para conformar un sujeto migrante colectivo, con voz propia, que decidió caminar en grupo para reducir los costos y los peligros a los que están usualmente expuestos en la ruta migratoriaEste Éxodo Centroamericano puede ser entendido como una expresión de desesperación y resistencia de un amplio sector de la población que decidió afrontar las adversas condiciones de pobreza, violencia y explotación, con el fin de mantener la vida y la integridad propia, de sus familias, comunidades y pueblos, al encontrar condiciones dignas de seguridad y bienestar en México o los Estados Unidos.
En este contexto, organizaciones civiles, centros de derechos humanos, grupos comunitarios y colectivos organizados, con o sin trabajo directo con poblaciones migrantes, nos articulamos a partir de la llegada del primer grupo de migrantes centroamericanos. Decidimos realizar un trabajo de monitoreo sobre la situación de los derechos humanos de las personas desplazadas forzadas y de activación de mecanismos de protección en situaciones críticas. Así, se constituyó el Colectivo de Monitoreo de Derechos Humanos en Chiapas, Oaxaca y Veracruz, para documentar, en principio, el contexto general de las condiciones de movilidad de acuerdo con las dinámicas diarias de los grupos y las acciones del Estado mexicano.
Como  Centro de Derechos Humanos Tepeyac A. C y las organizaciones participantes en el Colectivo consideramos necesario hacer un balance crítico de la experiencia y reflexionar sobre la necesidad de formas de trabajo articulado en este nuevo escenario de la migración centroamericana en México. El “Informe del Éxodo Centroamericano en el sureste mexicano”, que presentamos a continuación, es fruto de este esfuerzo de acción y análisis colectivo.
Leer y descargar informe completo versión PDF: Informe_Monitoreo Exodo. Octubre 2018 – Febrero 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s