5° Aniversario de resistencia y lucha de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar.

20170129_174602

Al conmemorarse un año más de la conformación de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar, el CDH-Tepeyac acompañó al pueblo ikojts en su 5° aniversario de  resistencia y lucha en defensa del territorio y la vida.

Los pueblos ikojts y binnizaá  hermanados y organizados decidieron hacer frente a la empresa transnacional eólica Mareña Renovables, que en contubernio con los gobiernos Federal, Estatal y Municipal pretendieron instalar un parque eólico en la barra Santa Teresa, mismo que pertenece al territorio comunal de San Dionisio del Mar y considerado como espacio sagrado y de vida para los pueblos de la zona lagunar de la región del Istmo.

Los integrantes de la nueva coordinación de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar dieron la bienvenida a las y los asistentes, dijeron “es necesario seguir luchando, seguir caminando como hermanas y hermanos dentro del pueblo y con los pueblos vecinos, construyendo la resistencia para defender la tierra, el mar, el viento, defender la vida.”

Representantes  de pueblos zapotecas  como Álvaro Obregón y Juchitán,  organizaciones sociales Mungierndyck Defensores del Mar A.C, Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT) hicieron remembranza del acontecimiento victorioso de hace cinco años, al mismo tiempo, invitaron a los presentes de seguir luchando y defendiendo los bienes naturales, defenderlos de aquellos que solo vienen a saquear, a despojar y a enriquecerse de lo que nos pertenece.

2

Por su parte Don Arturo Lona Reyes presidente del CDH-Tepeyac, mediante un comunicado manifestó indignación y preocupación ante las nuevas estrategias del capitalismo global y del Gobierno, de implementar políticas que vulneran y lastiman a los pueblos originarios, pero sobre todo, políticas que solo favorecen y benefician a empresas extranjeras, funcionarios de la cúpula gubernamental y caciques que se apropian de la tierra.

  “No se puede ocultar la realidad, a todas luces constatamos que sólo benefician a las empresas extranjeras, funcionarios de la cúpula gubernamental y caciques que se han apropiado de la tierra.”

Por último, expresando su solidaridad al pueblo ikojts de San Dionisio del Mar y a los pueblos originarios de la región del Istmo que han defendido sus bienes comunes, que merecen ser escuchados y consultados, pero sobre todo ser respetados a su identidad y a su autodeterminación de aceptar o rechazar proyectos intervencionistas que vulneran su visión mundo.

Leer y descargar Comunicado de Don Arturo Lona Reyes presidente del CDH-Tepeyac en solidaridad con la ADPSM.

Anuncios

Educar desde el Corazón

Educar desde el Corazón.

Vayan y digan lo que han visto y oído.
Mateo: 11, 4.

En estos tiempos de modernidad donde las reformas estructurales están sacrificando la vida de pueblos del campo y la ciudad, todavía hay quienes respiran ilusión desde abajo, desde la gente que lucha por la gente. Desde ahí, un grupo de maestras y  maestros, como tantas y tantos que diariamente, hombro con hombro, acompañados desde hace varios lustros por hermanos Maristas, siguen alimentando la esperanza en las y los jóvenes de las comunidades originarias del estado de Oaxaca.

img-20170120-wa0001

En la primera semana de este 2017, venidos desde la Costa Chica hasta la Sierra Sur, la Mixteca y el Istmo oaxaqueño, se dieron cita para retroalimentar su preparación académica, para fortalecer alma y corazón. Como otras veces, el Bachillerato Asunción Ixtaltepec, los arropó, ellas y ellos hicieron  de este espacio un lugar privilegiado para compartir sus experiencias. El espíritu del proyecto educativo me hace recordar a Manuel Villareal (†) un Marista con sensibilidad y entereza como pocos, con una energía y una capacidad de escucha que subyugaba y atraía a los jóvenes estudiantes y profesores.

Las extensiones llevan más de veinte años acompañando y descubriéndose en los procesos de la formación comunitaria. Yo mismo he contribuido y aportado a este proyecto, de ahí la libertad y sentido crítico que ahora expreso. Supongo, los hermanos Maristas que los arropan en sus esfuerzos por llevar una vida digna, deben de sentirse retados y orgullosos  al convocar a jóvenes de geografías lejanas que cargan en sus hombros la responsabilidad de generar vida en las extensiones Maristas, que dejan casa, familia, afectos y sólo Dios sabe qué más para hacer vivible su praxis, abrigados por las comunidades, aportan para enriquecer los proyectos desde su visión externa, por otro lado, muchachas y muchachos que primero fueron alumnos y que ahora apuestan a la educación para y por el deseo de servir a su comunidad, sin duda, todas y todos aprendieron y aprehendieron desde las generaciones de sus abuelas y abuelos a mirar y sentir su origen desde la tierra, viento, agua y fuego, ahora construyen los conocimientos desde el arte de la educación, el contexto que habitan desde un futuro incierto pero alimentado de esperanza, desde la formación comunitaria, de igual manera, partir de los aciertos y contradicciones que implica trabajar en equipo y lo más fundamental: desde y para los más empobrecidos, para cimentar las bases de una nueva sociedad. Para nosotros los que hemos consagrado nuestra existencia a la iglesia y hemos proclamado a los cuatro vientos una opción de vida: ellas y ellos son un ejemplo viviente, ojalá que la Tonantzin siga impulsando su vocación de servicio y a nosotros nos haga humildes para reconocer su trabajo y ofrecer digno refugio a sus esfuerzos cotidianos.

1

Para concluir esa semana de aprendizaje, celebramos una acción de gracias, mis compañeros presbíteros, fuimos llegando uno por uno: Franz, fundador de Unión de Comunidades  Indígenas de la Región del Istmo (UCIRI) y amigo desde hace tantos años,  Leo, impulsor del trabajo organizado que constituyen las Comunidades Campesinas en Camino (CCC) y ahora responsable de una de las parroquias de  Salina Cruz, y Pablo Andrés, que desde su juventud ha adoptado el Istmo en su corazón y ahora atiende una de las parroquias en Juchitán.  Tuvimos una concelebración significativa, las y los jóvenes docentes presentaron sus reflexiones, sus ofrendas y peticiones al Dios que es Padre y Madre, se agradeció su vocación de servicio, sus ganas de resignificar el papel de la escuela y el concepto de lo comunitario, ellas y ellos, que son la esperanza y la riqueza de nuestros pueblos, moniciones en la voz de unos cuantos que reunían el corazón de todas y todos, palabras que hacían eco en mi espíritu mientras los escuchaba. Les confieso: Siguen latiendo aún.

img-20170120-wa0002

Maestras y maestros comunitarios: ustedes reivindican mi condición de hombre peregrino caminante de este suelo istmeño y discípulo de aquel que amó primero, Jesús, el hijo de María. Mi agradecimiento por su labor, por su alegría, por su esfuerzo y su dedicación, por no quedarse inmóviles ante el dolor que sufren nuestros hermanos. Siempre estarán en mi pensamiento y en mis oraciones, seguiré dando gracias a nuestra buena madre Tonantzin  por la certeza de que sus pies y su corazón los lleven al encuentro con la gente.

Ojalá nosotros tengamos fortaleza para seguirlos.

 

Fraternalmente  

Arturo Lona Reyes
Obispo Emérito de la Diócesis de Tehuantepec.
Presidente del Centro de Derechos Humanos “Tepeyac” del Istmo de Tehuantepec, A.C.

19 de Enero de2017.

Pronunciamiento de Organizaciones Sociales y Civiles Frente al Gobierno de Alejandro Murat

os-dicA LOS PUEBLOS Y ORGANIZACIONES DE OAXACA

A LA OPINIÓN
PÚBLICA

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los pueblos de Oaxaca estamos pagando un alto costo por el fracaso de la Transición Democrática. Seis años de mal gobierno de Gabino Cué acrecentaron  la herencia de injusticias, corrupción y desencanto de anteriores administraciones. Nuestras gentes carecen de los servicios mínimos de salud, la pobreza extrema alcanza al 63% de la población  y la inseguridad golpea día a día nuestras calles y nuestros hogares. La sociedad oaxaqueña está  profundamente dividida y confrontada.

Esta fragmentación permitió sin lugar a dudas el regreso del PRI a la gubernatura del Estado, a parte de la innegable operación política desde la Secretaría de Gobernación.

Si bien el gobernador Alejandro Murat Hinojosa fue electo “legalmente”, también es cierto que carece por completo de legitimidad, pues menos del 19% de los oaxaqueños votaron por él el pasado 5 de Junio y sabemos bien que muchos de los votos emitidos a su favor fueron comprados con despensas, materiales de construcción o con dinero.

Para nadie es un secreto que el nuevo Gobernador desconoce la realidad oaxaqueña y es preocupante que se erija en promotor de grandes inversiones privadas sin tomar en cuenta la voluntad y el derecho histórico de las comunidades de nuestro estado. La ignorancia y su compromiso con los grandes capitales nos auguran graves conflictos sociales derivados de la imposición, el despojo y la exclusión. Su posición favorable ante proyectos como el de la presa Paso de la Reina, los parques eólicos o la minería a cielo abierto, que significan el saqueo y la destrucción de los bienes de nuestras comunidades, es una muestra del lado de quién estará durante su mandato, dejando como siempre en la exclusión y desigualdad social a los desposeídos de siempre que son las comunidades de alta y muy alta marginación.

En muchos rincones de Oaxaca los pueblos luchan por la vida y  resisten en defensa de sus territorios y cultura. Esa lucha ha traído en numerosas ocasiones: persecución, represión, criminalización y judicialización de la lucha social, y lamentablemente, el asesinato de simpatizantes, militantes y sobre todo de dirigentes sociales y comunitarios, decenas de organismos defensores de derechos humanos han sido igualmente hostigados y perseguidos al ejercer nuestros derechos y tratar de hacer valer nuestro derecho constitucional y comunitario. Hombres y mujeres que acompañamos a las comunidades y pueblos en resistencia somos víctimas de hostigamiento, amenazas, persecución, encarcelamiento, compañeros y compañeras han sido asesinados, crímenes que hasta el día hoy no han sido esclarecidos y por los cuales exigimos justicia!

Las organizaciones y pueblos que suscribimos el presente, le EXIGIMOS al gobierno que encabeza Alejandro Murat Hinojosa:

Cese al hostigamiento en contra de las comunidades que defendemos nuestro territorio y nuestros derechos. Exigimos el castigo para los autores materiales e intelectuales de los crímenes cometidos en la persona de nuestros compañeros y compañeras; y demandamos la liberación de los presos políticos.

Exigimos que sea tomada en cuenta la voluntad de nuestros pueblos y sean cancelados los proyectos de inversión que significan despojos, daños ambientales y que fracturan el tejido social comunitario. Demandamos la inmediata cancelación de los megaproyectos que sólo benefician a las empresas extranjeras y a sus socios los funcionarios gubernamentales.

Materializar los derechos de los pueblos indígenas en su sentido más amplio reconociéndolos constitucionalmente a través de una Ley de Pueblos Indígenas y afromexicanos sustentada en convenios y tratados internacionales, de igual manera, el derecho innegable a la consulta, previa, libre e informada tal cual lo ha recomendado la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Demandamos la creación de programas y políticas públicas que apoyen de manera efectiva a los pequeños productores de maíz, ajonjolí, café, sorgo, mango, frijol y de ganado. Demandamos que las reglas de operación tomen en cuenta la realidad de nuestros pueblos, consideren los insumos orgánicos, y que se tenga por prioridad la Soberanía Alimentaria.

Requerimos de inmediato la creación de hospitales y centros de salud donde se brinde atención de calidad y con calidez a decenas de miles de familias oaxaqueñas que recurren a las instituciones de salud que en la actualidad están por completo desmanteladas. Demandamos programas que estimulen el conocimiento tradicional de nuestros pueblos en  la medicina Tradicional y la partería.

Ante la incapacidad demostrada por las corporaciones policiacas exigimos respeto a las formas comunitarias de seguridad.

Particular atención merecen los crímenes hacia mujeres y niñas en nuestro Estado, donde los índices de feminicidios se han elevado, por lo que hacemos nuestra la consigna NI UNA MENOS, VIVAS NOS QUEREMOS!

Generar condiciones de gobernabilidad democrática a través del diálogo y no mediante la imposición, la dádiva o la zanahoria.

Manifestamos nuestra profunda preocupación por los altos niveles de inseguridad y violencia en  la que se encuentran sumidas regiones enteras de Oaxaca, así también la impunidad y corrupción que permea todas las Instituciones encargadas de procurar  e impartir Justicia, por lo que exigimos su inmediata depuración.

Hacemos un llamado urgente y respetuoso

A las organizaciones indígenas, campesinas, sociales, sindicales, de mujeres y colectivos a la unidad para fortalecernos, ante los escenarios críticos que se nos avecinan.

A la sociedad oaxaqueña, a la participación activa desde nuestras colonias y barrios, a estar informados desde los medios alternativos como las radios comunitarias de los acontecimientos que afectan nuestra vida cotidiana comunitaria, a condenar públicamente el uso  de grupos de choque por parte de los tres niveles de Gobierno y Empresas Privadas interesadas en invertir en nuestro Estado sin que sus pretensiones garanticen nuestros derechos.

A los Organismos de Derechos Humanos Internacionales a estar atentos y vigilantes del contexto en que se da este cambio de Gobierno, y en el ámbito de sus competencias se pronuncien por el respeto irrestricto a los derechos humanos del pueblo Oaxaqueño.

¡¡¡¡LIBERTAD A LAS PRESAS Y PRESOS POLÍTICOS!!!!

¡¡¡¡JUSTICIA PARA BETY CARIÑO Y JYRI JAAKKOLA¡¡¡¡

¡¡¡¡NO A LOS MEGAPROYECTOS!!!!

¡¡¡¡NO A LAS ZONAS ECONÓMICAS ESPECIALES!!!!

¡¡¡¡ABAJO LAS REFORMAS ESTRUCTURALES!!!!

¡¡¡¡NO A LA NACIONALIZACIÓN DEL MOVIMIENTO SOCIAL!!!!

¡¡¡¡JUSTICIA PARA LOS CAÍDOS DEL 19 DE JUNIO EN NOCHIXTLÁN!!!!

FRATERNALMENTE

Frente Indígena y Campesino de México, FICAM

Movimiento Agrario Indígena Zapatista, MAIZ

Coordinadora Nacional Plan de Ayala, CNPA-MN

Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo, UCIZONI

Unión Popular Revolucionaria Emiliano  Zapata, UPREZ

Servicios para una Educación Alternativa  EDUCA

Sección XXII CNTE-SNTE

Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca OIDHO

Frente Popular Revolucionario FPR

Comité de Familiares Amigas y Amigos de Damián Gallardo

Comuna Oaxaca

Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas CODEDI

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.

Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña IDEMO

Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec A.C.

Centro de Desarrollo Comunitario Centéotl A.C.

COCEI- MNPP

Pobladores Oaxaca

Coordinadora de Colonias Unidas de Salina Cruz.

Diversidades y No Discriminación A.C.

Herramientas para el Buen Vivir A.C.

Oaxaca, Ciudad de la Resistencia, 5 de Diciembre del 2016.

Comunicado: Exigimos a las autoridades atender los conflictos en zona de los Chimalapas.

COMUNICADO

Exigimos a las autoridades atender los conflictos en la zona de los Chimalapas.

3.png

Tehuantepec, Oaxaca. 7 de Octubre de 2016.

En días recientes, los pueblos zoques y tzotziles de la zona de los Chimalapas han manifestado y reclamado al gobierno Federal, Estatal y Municipal a que atiendan las demandas sobre:

  • Las invasiones de sus territorios comunales.
  • La excesiva tala de la selva, considerado como zona de conservación.
  • El desalojo total de los invasores, en los límites con los estados de Chiapas y Veracruz.

El Centro de Derechos Humanos “Tepeyac” del Istmo de Tehuantepec, A. C., exigimos enérgicamente a las autoridades correspondientes de los distintos niveles de gobierno, ante estas situaciones delicadas no es válido hacerse de oídos sordos, por lo que es urgente atender las demandas que los pueblos de la selva de los Chimalapas han manifestado durante estos días.

Solicitamos a las autoridades a que cumplan con el mandato que se les ha otorgado.

Por lo consiguiente, que se establezcan con premura mesas de trabajo para atender las peticiones de los pueblos de la zona de los Chimalapas, antes de que sea demasiado tarde y lamentemos que la tensión se desborde y vulnere la frágil estabilidad social. Los exhortamos a que se conduzcan por la vía del diálogo para la construcción de una pronta solución a los conflictos territoriales, que tanto han dañado a nuestras hermanas y hermanos de la zona Chimalapa.

Centro de Derechos Humanos “Tepeyac” del Istmo de Tehuantepec A. C.

Descargar versión PDF: Comunicado: Exigimos a las autoridades atender los conflictos en zona de los Chimalapas.

Chimalapas: Comunicado San Francisco la Paz. 04 Octubre 2016.

San Francisco la Paz, Santa María Chimalapa, Oaxaca a 4 de octubre de 2016

COMUNICADO PÚBLICO

     LA ASAMBLEA GENERAL DE COMUNEROS Y COMUNERAS, ASÍ COMO EL PUEBLO EN GENERAL, CIUDADANOS Y CIUDADANAS DE LA CONGREGACIÓN COMUNAL SAN FRANCISCO LA PAZ, MUNICIPIO DE SANTA MARÍA CHIMALAPA, OAXACA, NOS SOLIDARIZAMOS Y MANIFESTAMOS NUESTRO TOTAL APOYO A LA JUSTA MOVILIZACIÓN QUE ACTUALMENTE LLEVAN A CABO NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS DE LAS CONGREGACIONES DE SAN ANTONIO Y BENITO JUÁREZ, EN DEFENSA DEL ANCESTRAL TERRITORIO COMUNAL Y DE LA MADRE NATURALEZA DE NUESTRA SELVA DE LOS CHIMALAPAS.

sflp4oct16

Reunidos en asamblea general de comuneros, comuneras y pueblo en general, de nuestra congregación comunal San Francisco la Paz, perteneciente al territorio comunal y municipal de Santa María Chimalapa, este día 4 de octubre, dia de la fiesta patronal de nuestro pueblo, se decidió por unanimidad hacer público nuestra solidaridad y apoyo a la justa lucha y movilización que en estos momentos están desarrollando nuestros hermanos y hermanas, comuneros y comuneras de las Congregaciones de San Antonio y Benito Juárez, pertenecientes al territorio comunal y municipal de Santa Miguel Chimalapa, en defensa del ancestral territorio comunal y de la madre naturaleza de nuestra gran selva de Los Chimalapas.

Como Asamblea estamos informados de cómo los hermanos y hermanas de San Antonio y Benito Juárez, el pasado día 29 de septiembre, al momento de andar haciendo un rondín de vigilancia por sus bosques comunales del paraje llamado El Quebrachal, encontraron talando árboles de pino a una persona que se identificó con el nombre de Ángel López Sánchez, y que resultó ser el presidente del comisariado ejidal del núcleo agrario chiapaneco Rodulfo Figueroa, que es a la vez, cabecera del ilegal municipio chiapaneco Belisario Domínguez.

Por experiencia directa propia, como congregación comunal de San Francisco la Paz, sabemos que, como siempre, los tres niveles de gobiernos, el municipal, el oaxaqueño y el federal, no hacen caso de las justas denuncias y demandas de nuestros pueblos chimalapas y que, lamentablemente, nos forzan como pueblos a tener que actuar directamente para lograr la atención de nuestros problemas agrarios y de impune invasión de gobierno chiapaneco, con madereros, ganaderos y latifundistas que saquean y devastan nuestra selva chimalapa.

Por esa razón, comprendemos y nos solidarizamos con la acción que se vieron forzados a hacer las asambleas comunales conjuntas de San Antonio y Benito Juárez, para retener después, a un ministerio público, un comandante de policía, dos pilotos y a su propio comisariado comunal José Medel y su Consejo de Vigilancia, quienes llegaron en helicóptero oficial a querer presionarlos para que entregaran al talamontes chiapaneco retenido, en vez de responder como gobiernos a las justas demandas de esos pueblos chimas.

Nosotros, como Congregación Comunal de San Francisco la Paz, hemos pasado desde hace muchos años situaciones como esa; durante más de 10 años (1982-1994) fuimos agredidos y fueron violados nuestros derechos indígenas, incluyendo asesinatos, secuestros, detenciones ilegales, desaparición de comuneros y violación de mujeres, por parte de pistoleros de la ilegal colonia San Isidro la Gringa, encabezada por el entonces gobernador chiapaneco y luego Secretario de Gobernación, Patrocinio González Garrido.

Pero como pueblo nunca dejamos de luchar pacíficamente, hasta lograr en septiembre de 1994, la recuperación de 40 mil hectáreas de territorio comunal invadido por ganaderos y narcos de San Isidro la Gringa, contando entonces con el decidido apoyo de los entonces comisariados de nuetra cabecera, santa María Chimalapas, Zeferino López Mendoza, y de nuestros hermanos de la cabecera de San Miguel Chimalapa, comisariado Marbel reyes, así como de un buen número de comunidades y comuneros todo Chimalapas, tanto de Santa María, así como de San Miguel, con quienes entonces hicimos un frente común de defensa del territorio, y contando también, con el decidido apoyo del Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas y de la Diócesis de Tehuantepec, encabezada entonces por el Obispo Arturo Lona Reyes.

Sin embargo, dicho territorio recuperado de La Gringa, ha venido siendo reinvadido en los últimos 3 años, en los parajes El Zapotal/Emmanuel; Río Pescaditos y La Reforma, así como en los límites de nuestra Congregación con el Poblado 14 “Río Uxpanapa” y el ejido Nueva Córdoba.

Y fue precisamente, en esta último intento de reinvasión -el de límites con poblado 14-, que el pasado 24 de diciembre 2015, agarramos en flagrancia al pistolero David Vega Guerrero y a tres acompañantes, pistolero que desde principios de los años de 1980 había sido denunciado por comuneros fundadores de nuestra Congregación, por causa de secuestro, tortura y lesiones en contra del compañero Víctor Escobedo Solís, quien murió a causa de esto y luego, durante casi 15 años, este pistolero, al servicio de narcoganaderos de Patrocinio González Garrido, continuó haciendo graves actos de violación de nuestros derechos, por ejemplo, quemando casas, violando mujeres y secuestrando y desapareciendo a nuestro compañero comunero Pablo Escobedo Méndez, en mayo de 1992.

Veintiún años después, en 2015, este mismo David Vega Guerrero, pistolero impune, regresa a formar un grupo de invasores con gente de los poblados 10 y 14 de Uxpanapa, Veracruz, diciendo que estaba respaldado por el gobierno chiapaneco para posesionarse de territorio comunal chimalapa, en terrenos de nuestros trabajaderos de San Francisco la Paz, por lo cual fue atrapado por nosotros ese día de navidad del año pasado, siendo arraigado en nuestra comunidad, de forma igual que lo que ocurre hoy día con el talamontes chiapaneco en las congregaciones de San Antonio-Benito Juárez.

Y de forma igual, fuimos entonces presionados fuertemente -e incluso amenazados de represión-por nuestro propio presidente municipal de Santa María Chimalapa, Silaín Hernández; por la Secretaría General de Gobierno de Oaxaca, y por Víctor Alejo, Consejero Jurídico del gobernador Gabino Cué, para que soltáramos al pistolero David Vega, retenido en nuestra casa comunal junto con sus tres acompañantes.

Sin embargo, como Congregación Comunal nos mantuvimos unidos y firmes, sin soltar al pistolero, exigiendo se le procesara y que además, el gobierno actuara para efectuar desalojos de los invasores, en lo cual contamos además con la fuerza de voluntad y el valor demostrado por nuestras mujeres comuneras, y otra vez con el apoyo de varias congregaciones comunales chimas y nuevamente también, del Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas y del Obispo emérito Don Arturo Lona Reyes, así como de un grupo de otras organizaciones de Oaxaca, que conformaron la Caravana Civil de Solidaridad con Los Chimalapas.

Y fue así, que manteniéndonos unidos, organizados y firmes, – e incluso, en un momento dado, teniendo que arraigar también un helicóptero- con todo el apoyo recibido, logramos llegar a que nos escuchara la Secretaría de Gobernación Federal, a través del Subsecretario de Derechos Humanos Roberto Campa, quien finalmente, el 26 de abril pasado, opera con apoyo de policía federal, un primer desalojo de invasores del paraje Zapotal-Emmanuel, con la detención de 26 hombres adultos portando armas.

Sin embargo, a partir de ahí, desde entonces no se cumple la promesa de continuar los otros dos operativos de desalojo de Río Pescaditos y sobre todo, del paraje La Reforma, donde los invasores chiapanecos, avalados y amparados por el gobierno de aquel estado, continúan talando y depredando nuestra selva comunal.

Es por todo eso, que comprendemos totalmente lo que están pasando hoy día los comuneros y comuneras y pueblo en general, de las Congregaciones comunales hermanas, de San Antonio y Benito Juárez, y les externamos nuestra total solidaridad en su lucha, y nos adherimos a sus justas demandas, las cuales son:

1° Reinstalación inmediata de la mesa agraria-ambiental, encabezada por el gobierno federal, a través de la Secretaría de Gobernación federal, con participación de SEMARNAT, PROFEPA, PGR, SEDATU, Procuraduría Agraria, INEGI y gobierno de Oaxaca; 2° Suspensión total y definitiva de los ilegales permisos de explotación maderera expedidos por SEMARNAT desde 2005, en terrenos comunales chimalapas y castigo a talamontes con todo el rigor de la ley;

3° Cumplimiento estricto de los Acuerdos contenidos en el “Acuerdo de distensión integral para garantizar la paz y tranquilidad de la región limítrofe entre los estados de Oaxaca y Chiapas”, firmado en la Secretaría de Gobernación federal, el 22 de diciembre de 2011

4° Respeto irrestricto a la suspensión de plano, emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 20 de diciembre de 2012, en el marco del juicio de controversia constitucional

Y

5° Una audiencia directa con el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lic. Roberto Campa Cifrián, para revisar y acordar acerca de los 4 puntos anteriores Finalmente, señalamos públicamente que nosotras y nosotros, como Congregación comunal y pueblo en general de San Francisco la Paz, vamos a esperar pacientemente unos días más para que el gobierno federal y el gobierno de Oaxaca, cumplan su aplazada promesa de operar el siguiente desalojo en el paraje La Reforma, y si no se cumple otra vez, tendremos que analizar y discutir qué podemos hacer como pueblo, solicitando el apoyo y solidaridad de la base comunal de todas las congregaciones chimalapas, así como de la sociedad civil.

A T E N T A M E N T E

POR MANDATO DE LA ASAMBLEA GENERAL DE SAN FRANCISCO LA PAZ, SANTA MARÍA CHIMALAPA, OAXACA

Secretaría Auxiliar de Bienes Comunales

C. Arnulfo Roque J.                C. Valentín Zamora M.                   C. Baldemar Escobedo M.

  Secretario Auxiliar                    Subsecretario                                              Tesorero

Agencia Municipal

 C. Víctor Eusebio Vázquez                                           C. Eri Bejarano J.

 Agente Municipal                                                            Tesorero

Suscriben y adhieren su apoyo al presente comunicado

+Arturo Lona Reyes

Pdte. del Centro de Derechos Humanos Tepeyac, AC

Luis Bustamante Valencia

Coordinador Nacional del Comité Nacional para la defensa y Conservación de Los Chimalapas

Miguel Angel A. García A.

Coordinador general de Maderas el Pueblo del Sureste, AC

 

Descargar en PDF: Comunicado San Francisco La Paz.4-oct-2016.

COMUNICADO DE PRENSA DE ORGANIZACIONES SOCIALES SOBRE ENERGÍA RENOVABLE EN MÉXICO

14440646_1768707096718717_5565214177731731108_n

Ciudad de México, 29 de septiembre de 2016.

De nueva cuenta sin consultar a las comunidades que serán gravemente afectadas, la Secretaría de Energía presentó ayer la lista definitiva de ganadores de la Segunda Subasta de Largo Plazo para proyectos de generación de energía. Entre ellos se encuentra el proyecto “Gunaa Sicarú”, un parque eólico de 252 Megawatts que la empresa Eólica de Oaxaca pretende construir en tierras ilegalmente privatizadas de los Bienes Comunales de Juchitán, en el Istmo de Tehuantepec.

Al respecto, Bettina Cruz Velázquez, representante de la Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO), afirmó:

Nuevamente el Gobierno mexicano otorga un contrato a un megaproyecto eólico, de 252 MW, que se pretende instalar ilegalmente en las tierras comunales de Juchitán[1], , contradiciendo las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Derechos Humanos y Empresas de la ONU tras su visita a México[2]. El gobierno dispone de nuestro territorio para beneficio de empresas privadas, incluyendo industrias sumamente contaminantes, sin importarle los impactos destructivos en nuestros pueblos y cultura. Estas consecuencias están claramente reflejadas en el informe del Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) adoptado por el Directorio Ejecutivo del BID el 14 de septiembre de 2016[3], que concluye: “consideramos que efectivamente las comunidades indígenas del Istmo enfrentan el riesgo de pérdida de identidad y costumbres. Esto se refiere en particular a la pérdida del principio de gobernanza comunitaria y bien común a favor de esquemas de decisión y desarrollo centrados en el individuo.” Este informe del BID atribuye directamente este grave impacto social “al intenso y rápido desarrollo eólico en la región del Istmo’. También reconoce que estos proyectos ocasionan serios conflictos que ponen en riesgo la vida y seguridad de quienes defendemos los territorios, valores y derechos comunitarios.

Nashieeli Valencia Núñez, de la Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO), precisó:

Estamos a favor de la generación de energía basada en fuentes renovables siempre y cuando esté en manos de las comunidades. Se debe eliminar lo más rápido posible la emisión de gases de efecto invernadero, pues somos las comunidades indígenas, campesinas y pescadoras quienes más sufrimos las nefastas consecuencias del cambio climático, sin tener responsabilidad alguna en la generación del problema. Pero estamos en completo desacuerdo con la forma en que el gobierno mexicano y las empresas privadas nos están imponiendo megaproyectos autoritarios y violentos. Para que la transición energética sea socialmente viable, las comunidades indígenas debemos estar en el centro del proceso, por lo que la legislación debe facilitar la construcción de proyectos comunitarios de energía renovable que generen un verdadero desarrollo social y mantengan el territorio y nuestros bienes naturales bajo nuestro control. La “Primera Reunión de Beneficios Sociales Compartidos de Proyectos de Energía”, celebrada hoy y mañana por la Secretaría de Energía y el Banco Interamericano de Desarrollo, tiene un enfoque completamente equivocado: no queremos dádivas de proyectos privatizadores, sino que se democratice la transición a las energías renovables.

Pedro Regalado Uc Be, en representación de la Articulación Social sobre Energía Renovable en Yucatán, declaró:

También los pueblos mayas de Yucatán corremos el riesgo de perder nuestra identidad y derechos colectivos por decisiones que únicamente persiguen beneficios económicos de empresas privadas, a costo de destruir la riqueza cultural, social y ambiental de nuestros pueblos y comunidades. En Ticul, mi comunidad, nos preocupa la instalación de un megaproyecto de generación fotovoltaica, sobre el que nunca se nos ha informado. Este proyecto supondrá la deforestación de al menos 640 hectáreas de nuestra selva[4], lo cual resulta contradictorio con los fines de la energía limpia, y totalmente innecesario, pues estos paneles solares se podrían instalar perfectamente en tejados o en otras zonas degradadas. Además, la llegada de gentes extrañas para construir este proyecto provoca enfrentamientos en la comunidad, la pérdida de nuestra lengua, de nuestra espiritualidad y nuestras costumbres.

Ezer Roboam May May, hablando también en representación de la Articulación Social sobre Energía Renovable en Yucatán, agregó:

Muchos proyectos buscan implantarse en terrenos de propiedad ejidal o comunal, en base a contratos leoninos que transfieren el control de nuestro territorio a empresas privadas a cambio de sumas mínimas. Estas empresas a su vez usan los derechos sobre nuestras tierras como garantía para obtener créditos multimillonarios para sus proyectos, por lo que son nuestras comunidades quienes corren el riesgo si algo sale mal. Para obtener estos contratos, las empresas violentan los procesos internos de nuestras comunidades, corrompen autoridades y provocan enfrentamientos. Esto está pasando en mi comunidad, Kimbilá, donde la empresa española Elecnor hizo tratos de manera oculta con el Comisario Ejidal, quien buscó hacer firmar a la asamblea sin conocimiento previo del contrato. La población no estaba enterada del proyecto, ya que no era explicado en lengua maya y a los que entendieron les pareció que el monto de la renta era insuficiente para la subsistencia diaria. Surgió un entendimiento común y se pudo detener la firma de contrato. Sin embargo, las empresas han conseguido hacer firmar contratos a las comunidades de otras partes de Yucatán.

Las organizaciones comunitarias que componen las articulaciones del Istmo y de Yucatán exhortamos a las autoridades a que asuman el reto de democratizar el sector energético. Asimismo, invitamos a la sociedad civil y al sector académico mexicano a unirse a una discusión amplia e incluyente para valorar y definir qué tipo de generación y gestión de la energía requieren y desean las comunidades rurales y urbanas, y cómo hacer accesibles las ventajas sociales y ambientales que ofrecen los proyectos comunitarios y los sistemas de generación distribuida.

Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio (APOYO)

Articulación Social sobre Energía Renovable en Yucatán

Contacto: celular 971 713 1340 (Nashieeli Valencia Núñez)

Correo articulaciondepueblos@gmail.com

[1] Proyecto “Gunaa Sicarú” , de la empresa Eólica de Oaxaca S.A.P.I de C.V.

[2] http://hchr.org.mx/images/doc_pub/20160907_EOM_Mexico_FINAL_SPA.pdf

[3] http://www.iadb.org/es/mici/complaint-detail-2014,1804.html?id=ME%2DMICI002%2D2012

[4] Dato tomado de las Manifestaciones de Impacto Ambiental.

Descargar en PDF: COMUNICADO DE PRENSA DE ORGANIZACIONES SOCIALES SOBRE ENERGÍA RENOVABLE EN MÉXICO.

 

 

Pronunciamiento de la Articulación de los Pueblos Originarios del Istmo de Tehuantepec, en relación de la visita del grupo de trabajo de la ONU en Oaxaca.

PRONUNCIAMIENTO DE LA ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO, EN RELACIÓN CON  LA VISITA DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE EMPRESAS Y DERECHOS HUMANOS DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS.

En el marco de la visita del Grupo de Trabajo  sobre Empresas y Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas a nuestro país, tiene como propósito oír las quejas sobre violaciones a los Derechos Humanos cometidas por las empresas. Así como también el incumplimiento por parte del gobierno federal, estatal y gobiernos locales de las leyes y convenios internacionales referidos a los Derechos Humanos.

Esta visita se da en una coyuntura en la que el régimen político mexicano construye un armazón jurídico que acrecienta el despojo y la explotación de los bienes naturales de las comunidades con el fin de favorecer exclusivamente a los grandes poderes económicos, y sostiene a duras penas su vulnerada capacidad de gobernanza mediante el uso cada vez más frecuente de la fuerza pública. Diversos sectores sociales, que incluye a los maestros, campesinos, jóvenes, comunidades, ejidos y pueblos indígenas en todo el país rechazan la imposición de todas las reformas estructurales.

El  Istmo oaxaqueño ha tenido una historia de resistencias de sus pobladores. Desde hace más de 10 años nos encontramos luchando contra los proyectos eólicos, los cuales se han impuesto en toda la región. La excepción ha sido el proyecto denominado Mareña Renovables (antes PRENEAL), que al ser rechazado por pueblos Ikoots y Binnizá en la Barra Santa Teresa, cambió de ubicación y pretende imponerse en la comunidad indígena de Juchitán bajo el nombre de Eólica del Sur. Para esto el gobierno en sus distintos niveles junto a la empresa eólica realizó una supuesta Consulta Indígena amañada y violatoria de la Constitución Federal y del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Ante la imposición del proyecto de Eólica del Sur, 1166 indígenas zapotecas pertenecientes a esta comunidad, han presentado un amparo que logró, por orden de un juez federal, una suspensión que impidió la ejecución de este proyecto durante casi un año. Sin embargo el poder político y económico de estas empresas corporativas ha puesto de rodillas al poder judicial, al cambiar de Juez que había resuelto a favor de las comunidades. La nueva autoridad recientemente levantó la orden de suspensión favoreciendo de esta manera a la empresa y violando los derechos colectivos de las comunidades.

Por eso, la presencia del Grupo de Trabajo de la ONU en Oaxaca es una ocasión para que la ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO, pueda presentar los agravios y violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen mexicano y las empresas eólicas.

A esta situación se suma la pretensión del gobierno de instalar una Zona Económica Especial en nuestra región, donde a través de su legislación están proyectando legitimar el despojo de las tierras y territorios a las comunidades indígenas. Mediante la Ley de Zonas Económicas Especiales recientemente aprobada, se establece que las empresas tengan todos los privilegios demeritando los derechos de las comunidades.

Al mismo tiempo, el Gobierno ha arrancado con la 2ª fase de desarrollo eólico, en la que bajo el discurso de continuar transitando a las energías renovables pretenden construir nuevas subestaciones y líneas de transmisión, que servirán para que nuevos parques eólicos se instalen en la región del Istmo. Esta nueva fase de desarrollo eólico servirá para triplicar la energía que ya se genera en el Istmo.

Todos estos proyectos están enlazados, por lo que es también el momento para denunciar la intención de instalar proyectos mineros a cielo abierto en diversos puntos de la región, como en Ixtepec y Zanatepec. La instalación de estas minas provocará fuertes afectaciones a toda la región del Istmo por la misma intensidad de los vientos y por la contaminación a las cuencas que compartimos, incluyendo a los ríos Los Perros, Ostuta y Espíritu Santo, que a su vez desembocan en la Laguna Superior e Inferior, que son las principales fuentes de la pesca para la región.

El sistema capitalista con su modelo neoliberal ha demostrado en la región y en el mundo su incapacidad para generar bienestar social, justicia y un desarrollo incluyente. De imponerse estos nuevos proyectos en nuestro territorio, provocarían consecuencias lamentables que se suman a las afrentas y agravios que ya constatamos: en cuanto a la conservación del territorio, el medio ambiente, la salud, la economía tradicional, la cultura, el tejido social y el sano desarrollo de los pueblos del Istmo.

Por eso, como ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO manifestamos que, sin renunciar al derecho a continuar resistiendo a través de los mecanismos que sean necesarios, haremos acto de presencia ante el Grupo de Trabajo de la ONU este 01 de septiembre en la Ciudad de Oaxaca, para que la voz de nuestros pueblos también sea escuchada.

31/Agosto/16

ARTICULACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO